Cogemos dos piernas de corzo iguales que las de las fotos, dejándolas tal cual. Las salpimentamos.
En una olla ponemos aceite de oliva a calentar y doramos nuestras piernas. Al mismo tiempo añadimos en el aceite 400 gramos de ciruelas deshidratadas, un par de hojas de laurel y unos granos de pimienta.
Cuando la pierna está bien dorada, añadimos 3 cebollas picadas, 1 manojo de espárragos y 5 dientes de ajos.

Dejamos que la verdura se poche.
Cuando tengamos la verdura caída, añadimos 1 litro de vino tinto y caldo de carne hasta cubrir las piernas por completo.
Lo dejamos cocer a fuego moderado durante una hora y media o dos. Comprobamos cómo está la carne, introduciremos un palo de metal para brochetas durante 5 segundos en la parte más gruesa de la pierna, los sacamos y la parte del pincho que queda al centro la apilamos en la parte inferior de nuestro labio, si no aguantamos la carne estará casi perfecta (No tengáis miedo, nunca os quemareis).
Entonces añadiremos unas patatas pequeñas con piel, lavadas. Y dejaremos cocer durante los 15 minutos que le quedará a nuestra carne.
Cuando estén las sacaremos de la salsa y las saltearemos en una sartén.
Sacaremos las piernas y trituraremos las salsas, rectificando de sal. No hace falta pasarla por un colador una vez triturada la salsa.
Cortaremos la carne en tiras y añadiéremos Las patatas y la salsa.

A DISFRUTAR……

JAVIER ZAMORANO

CAZADOR Y COCINERO