El pequeño comedor donde opera el matrimonio Sanz es ya una dirección predilecta para los gastrónomos de Madrid que buscan un contacto directo con una cocina de temporada pegada al producto. Hace tres años, el chef Saúl Sanz, y su mujer, la repostera Elena Ursu, inauguraron en Madrid un restaurante muy personal, Treze, en el que predomina una cocina de mercado tradicional renovada. Derrochan en su cocina no solo arte, sino también calidad; con una carta sometida a constantes variaciones según cada estación del año y las materias primas propias de cada una de ellas, y en pleno invierno llega su apuesta por la caza maridada con las mejores setas de otoño. >>> VER LA NOTICIA COMPLETA >>>